De niebla y aguaceros

De niebla y aguaceros

Ojos cerrados, caras largas, soledad escondida, miradas perdidas que ya no  buscan compañía.  Lo superfluo y lo artificial del día a día, el estrés del trabajo, el agobio de la ciudad, las presiones sociales y las imposiciones que nos llegan de los estereotipos y de lo que el resto espera de nosotros, ¿nos han hecho olvidar nuestra verdadera esencia, nuestra naturaleza más animal, más salvaje, fresca, espontánea y sin complejos? Preguntaos si de verdad hemos olvidado de dónde venimos, si hemos roto las conexiones que nos unen a lo natural, si hemos olvidado que somos animales que forman parte de un entorno y que necesitan del resto de la comunidad para sobrevivir. 
 Incorporando lo básico, lo primario, material e inmaterialmente hablando, a las vidas humanas.  Expresar una visión alternativa de la manera en la que el ser humano y la naturaleza se funden inevitablemente en uno solo, en una sola forma de vida. La franqueza del camino a través del que el ser humano se encuentra y se sintetiza con el resto de la vida, de la existencia misma. El camino, difuso, abrumador y caótico, se apoya en el agua en sus diferentes estados como elemento fundamental para que se produzca la fusión más primaria entre lo humano y el entorno.  
 Los escenarios húmedos, sencillos y turbados conducen a la percepción de un camino tan confuso como tranquilo, en el que los humanos sienten la inestabilidad calmada de una transición vital. Una muestra de la desorientación y resignación del ser humano al aceptar lo natural como una parte fundamental de su esencia.

Catalogo-4
Catalogo-6
Catalogo-7
Catalogo-8
Catalogo-9
Catalogo-10